El Soliss FS Talavera le batalló hasta la muerte a ElPozo Murcia

Ante 2.500 espectadores los de Álvaro Martín y Chema Corrochano hicieron lo indecible por plantar cara al potente conjunto murciano, el cual acabó venciendo por 3-6.

Cuando das todo lo que tienes dentro de ti hasta decir basta, juegas incluso arriesgándote a una lesión mayor, intentas igualar con testiculina lo que tu rival tiene en calidad y pierdes, la derrota escuece, sí, pero te das cuenta que también tú algo has ganado. Has ganado el respeto de tu rival, que te saca dos categorías y se las vio moradas para vencerte; has ganado el cariño del público, que una vez más no falló a la llamada y llenó el Primero de Mayo; has ganado la confianza de saber que jugando así en Liga, pocos puntos se te pueden escapar.

No es que uno sea romántico, pero este martes el Soliss Fútbol Sala Talavera fue perdedor en la cancha pero ganador en los corazones de la gente y sobre todo en el respeto de un ElPozo Murcia que se vio con el partido fácil nada más arrancar y que tuvo que recurrir a sus mejores piezas (a excepción de un Miguelín que estaba tocado) y también a alguna ayudita innecesaria de la dupleta arbitral para terminar por romper un partido que se le estaba enquistando demasiado.

A saber qué hubiera pasado si los árbitros no hubieran echado a la calle a Víctor López por interceptar la bola, a su juicio fuera de su área (las imágenes de video parece que dicen otra cosa). Quizá ahí fue cuando se rompió el partido y los de Duda supieron que era su momento para matar el partido. De hecho lo hicieron para irse con dos de distancia y acabar marcando un 3-6 con la bocina del final cerca de sonar.

Es ley de vida, el pez grande se come al pez chico, pero volvemos a repetir que el trabajo en pista de los talaveranos, desde el minuto uno al cuarenta debe de ser digno de elogio, como también lo es la actitud del rival, caballeroso hasta el final y atendiendo tanto a jugadores como a aficionados que al final del partido los reclamaron para inmortalizarse en una foto. Por cosas como éste, los de Murcia son uno de los grandes.

Repasando lo que fue el partido en su desarrollo, éste peor no pudo ponerse para los de Álvaro Martín y Chema Corrochano, que antes de alcanzar el minuto ya caían por 0-1 merced a un zapatazo de Matteus desde fuera del área. El tanto resultó para los locales como una picadura de mosquito, molesta, pero que para nada perturbó el guion preparado para ésta obra. De hecho en la acción siguiente Justo Cáceres tuvo en las botas la igualada, pero Rafa se convertía en un muro complicado de batir con su enorme corpulencia su rápida reacción ante el disparo ajustado del veterano jugador talaverano.

Los murcianos querían hacerse con el control del partido, tratando siempre que llegaban al área rival buscar situaciones de aclarado para que sus hombres de segunda línea buscaran el disparo a puerta. Así Bebe estrellaba un tremendo zapatazo en el larguero que a punto estuvo de sorprender a Jesús Resino.

Antes de alcanzar el ecuador de la primera mitad el conjunto local comenzó a sacar la cabeza de la madriguera. Estaban bien colocados atrás, buscando contener las acometidas rivales, pero era hora de empezar a inquietar a Rafa. De primeras probó fortuna Nacho Gil, encontrándose con el arquero levantino.

Quien no perdonaría en la segunda que tuvo sería Justo Cáceres. Conocedor más que nadie de este tipo de partidos robaba en tres cuartos de pista, le caía la pelota en bote y fusilaba al meta. El delirio se apoderaba del Primero de Mayo y sus 2.500 espectadores, entendieron que era el momento de pasar a la acción.

Y es que está claro que ante un rival de tal calibre, la afición puede jugar un gran papel y ésta lo hizo y vaya sí lo hizo. Recordando noches de gloria con los dos extintos equipos talaveranos comenzó a llevar en volandas a los locales y en pitar cada acción ofensiva de un rival que se empezaba a ofuscar, que se ponía con cuatro faltas y que su técnico se veía obligado a solicitar tiempo muerto.

De poco serviría lo que Duda le dijo a sus chicos, puesto que nada más volver del recese otra vez aparecía Justo Cáceres para avanzar sin oposición del rival y soltar un potente disparo que superaba por alto a Rafa. En un par de minutos el Soliss FS Talavera le había dado la vuelta a la tortilla y más de uno se frotaba los ojos para ver lo que estaba viviendo.

ElPozo debía de tomar riesgos si quería el empate y entonces fue cuando el partido pasó en cierto modo a ser un correcalles en el que tanto el 2-2 como el 3-1 parecían estar igual de cerca. Tanto es así que Raúl Campos se encontraba con un providencial Jesús Resino y Rafa desbarataba ante Chispi.

Al final la balanza goleadora se desnivelaría en favor del grande y sería un internacional de la talla de Raúl Campos el que pondría el 2-2 con el que nos iríamos al descanso. Soberbio recorte sobre los diez metros del madrileño y balón arriba imposible para el meta velaíno. Con el empate nos íbamos al descanso y las espaldas estaban por todo lo alto. Talavera no estaba siendo inferior a ElPozo y eso hacía que el partido estuviera tremendamente abierto.

Una expulsión que marca el desenlace final

La segunda parte siguió con el endiablado ritmo de la primera y con un incisivo conjunto cerámico que la siguió y la persiguió hasta que finalmente la encontró. Por muy poquito Chispi no hizo el 3-2 al ceder demasiado tarde a Nacho Gil con un dos para uno en el que Rafa se había quedado vendido.

Sería en el 23’, en una falta en la frontal, de donde los locales sacarían petróleo. Con la pizarra al poder Chispa se la servía a Nacho Gil y éste al segundo palo la metía para adentro. Por segunda vez en el partido el Soliss FS Talavera se volvía a poner por delante en el marcador, aunque ésta vez poco iba a durar la alegría.

En este mismo minuto Adri se marcaba una gran jugada personal que concluía con disparo ajustado al palo, muy complicada de llegar para Víctor López. El jugador gallego ponía el 3-3 y el partido seguía sin tregua con llegadas a los dos marcos y con los locales sin querer achantarse ante los pimentoneros.

Y es que Nacho Gil la volvería a tener en el 24’ para los locales, como también la tendería Marinovic ante Víctor López. En el 27’ viviríamos la jugada que cambió el rumbo del partido. Nuevamente el croata y el bargueño se veían las caras en el mano a mano y otra vez el portero le ganaba la partida. A juicio y ojo de los árbitros la paraba fuera del área, aunque parece que las imágenes pueden decir otra cosa.

Sea como fuere prevaleció la decisión de los trencillas que no dudaron en expulsar con roja directa al meta al estimar que era ocasión manifiesta de gol. El meta salía de cancha, volvía a la misma Jesús Resino y con uno menos tendría que defender Talavera de aquí a dos minutos si ElPozo no marcaba, pero lo hizo a las primeras de cambio gracias a Juampi.

El 3-4 tocó a los jugadores blancos, que empezaron además a verse pesados de piernas. Bien es cierto que siguieron mirando y buscando la meta contraría, pero cada vez se hacía más complicado. Además el azar parece que dejó de estar con ellos. Así, de lo que pudo ser el 4-4 si Nacho Gil no se hubiera encontrado con Rafa pasamos al 3-5 con un remate de Juampi de estrategia.

Poco a poco el partido comenzaba a perder la tensión de los minutos anteriores y, de hecho, el partido fue parado alguna que otra vez por calambres en varios jugadores. A tres minutos para el final el Soliss FS Talavera se la jugaba de cinco, con Chispa en ese rol y casi estuvo a punto de pescar el cuarto si Jesús Jiménez hubiera estado algo más rápido al segundo palo.

Ahí estuvo la última del conjunto local por su intento de volver al partido, porque poco después, a falta de segundos Bebe se encontró un balón suelto que envió a la red desde su propio campo. Con diez segundos por jugarse los locales renunciaron a la posesión y como equipo caballero felicitaron a su rival por la victoria y éste les correspondió.

Así se cerraba un gran partido en el que los locales se fueron con la cabeza alta y ovacionados por su público, sabedores de que lo dieron todo por buscar la épica y por momentos soñaron con cotas mayores, pero ElPozo Murcia sacó sus galones y es quien pasa de ronda. No queda otra que darles la enhorabuena y también las gracias por teletransportar a más de uno veinte años atrás en el tiempo. 

 

Ficha del partido

Soliss Fútbol Sala Talavera: Jesús Resino, Chispa, Justo Cáceres, Chispi y Nacho Gil. También jugaron: Jesús Jiménez, Josete, Churrero, Panucci, Mini, Víctor López y Álex.
ElPozo Murcia: Rafa, Álex, Adri, Matteus y Gabriel Lima. También jugaron: Juampi, Bebe, Raúl Campos, Elías y Marinovic.
Arbitros: Martínez Segovia y Rodrigo Miguel (Castilla-La Mancha). Amonestaron a los locales Nacho Gil y Justo Cáceres. Por parte visitante vieron la cartulina amarilla Marinovic y Juampi. Expulsaron con roja directa a Víctor López en el 27’.
Goles: 0-1 (min. 1) Matteus, 1-1 (min. 9) Justo Cáceres, 2-1 (min. 11) Justo Cáceres, 2-2 (min. 17) Raúl Campos, 3-2 (min. 23) Nacho Gil, 3-3 (min. 23) Adri, 3-4 (min. 27) Juampi, 3-5 (min. 29) Raúl Campos y 3-6 (min. 39) Bebe.
Incidencias: Polideportivo ‘Primero de Mayo’ de Talavera de la Reina. En torno a 2.500 espectadores. Antes de arrancar el partido se hizo entrega al conjunto visitante de una placa conmemorativa de cerámica.


Próximo Partido

La Fortuna
16.12.17 (16:00 horas)
Silver Novanca vs Soliss FS Talavera

Escuela de Fútbol Sala