Juez Único de Competición certifica la derrota del FS Talavera en Leganés

Los talaveranos, que ganaban por 1-2 hasta la suspensión, pasan a caer por 6-0. Aparte de ello Chispa y Chispi han sido sancionados con un partido, mientras que a Nacho Pirin le caen dos encuentros.

El Juez Único de Competición se ha pronunciado en la noche de este martes 3 de febrero y la resolución de este, en lo que al resultado se refiere, ha sido la que se esperaba desde el Fútbol Sala Talavera. Como dicta el artículo 221.3 del Reglamento General de la RFEF, los cerámicos se ven privados de los tres puntos que, hasta el momento de la suspensión tenían en su bolsillo, pues ganaban por 1-2. De esta manera la victoria pasa a ser del Leganés Fútbol Sala, al que se le da la victoria por 6-0 y, por consiguiente, los tres puntos.

En lo que a las sanciones individuales se refiere, desestimando el Juez Único las pruebas video gráficas aportadas por el equipo talaverano y confiándolo todo a lo visto y opinado por una pareja arbitral que puede ser juez y parte pero no poseedora la verdad absoluta, los cerámicos salen con tres bajas de cara a la próxima cita.

Al capitán, Sergio Moreno ‘Chispa’, que recibió una expulsión por doble amarilla, le ha caído un partido adicional por dirigirse a los árbitros con “expresiones de desconsideración” una vez sido expulsado. Otro encuentro también recibe Chispi por la roja directa que fue además, la que puso el punto y final al encuentro. En este caso se considera la acción como “una interrupción de jugada o lance de juego”.

El tercero de los sancionados es el delegado Juan Ignacio González ‘Nacho Pirin’, al cual le han caído dos encuentros “por dirigirse a uno de los árbitros con expresiones de desconsideración”. A éste, que se le ha puesto el ‘grado medio’, no podrá estar ni en la cita de este fin de semana ante Inter Movistar ‘B’ ni la siguiente ante Orihuela.

En el caso de Justo Cáceres, que sí que podrá estar este fin de semana, llama la atención lo redactado en la resolución ya que se dice que en su segunda amarilla, la que conlleva a la expulsión y es, al fin y al cabo el inicio de todo el meollo, el veterano jugador toca el balón con la mano, cuando todos los que estuvieron allí pudieron ver que esto no fue así, pero visto está que antes que el video “prevalece la presunción de la veracidad de las actas arbitrales”.

Por lo tanto este es el parte que deja la cita de este pasado fin de semana. Desde el Fútbol Sala Talavera, aunque discrepamos en algunas apreciaciones, respetamos y acatamos la resolución del Juez Único, de igual manera que deseamos que esta situación vivida tan esperpéntica no se vuelva a repetir en el fútbol sala.