El Soliss FS Talavera recupera la alegría en casa y sale de los puestos de peligro

Los hombres de Juanma Marrube superaron por 4-3 al filial del Barça en un encuentro en el que el gran trabajo defensivo y un inspirado Adri Rivera le dieron tres valiosísimos puntos.

Tras la inyección de moral que le supuso la victoria la semana pasada en Sevilla el Soliss Fútbol Sala Talavera necesitaba sí o sí prolongar el estado de buena esperanza al Primero de Mayo y lo iba a lograr tras vencer por 4-3 al filial del Barça para sumar tres valiosísimos puntos que permiten a los de Juanma Marrube salir de la zona de descenso después de varias semanas viviendo entre tinieblas.

Y tuvo que ser a base de raza y corazón como se consiguió volver a la senda del triunfo después de varios meses sin cantar victoria en casa, neutralizando a uno de los ataques más potentes de la competición con un enorme trabajo de ayudas en defensa y con la solvencia en ataque que otras veces ha brillado por su ausencia, cuestión de cabeza, pero por fin parece que eso ha cambiado y los cerámicos han encontrado el camino.

Abriendo el mismo un Juli Caamaño que ha estado prácticamente toda la semana entre algodones tras acabar bastante mermado la anterior cita. Pero el hispano – argentino, todo corazón, no quiso dejar a sus compañeros en un día tan importante para el devenir del encuentro y de sus botas nacería un 1-0 que llegó tras recoger un rechace del meta Álex Lluch a disparo exterior de Carlitos.

Hasta entonces el encuentro había discurrido por una especie de reconocimientos entre uno y otro equipo para buscar por dónde podrían estar las debilidades. Las encontraron los talaveranos y también los azulgranas, quienes se aprovecharían de uno de los habituales cortocircuitos del equipo talaverano para no solo igualar sino incluso ponerse por delante.

En cuestión de un minuto, del ocho al nueve, Álex García se sacaba de la chistera dos gol. El primero, el 1-1, recibiendo en posición de pívot y batiendo por bajo a Álex Pérez y el segundo, el 1-2, yéndose por banda izquierda y sorprendiendo al meta del conjunto cerámico de remate ajustado por el palo corto.

Reinició el sistema Juanma Marrube, que de inmediato pedía tiempo muerto para ajustar la maquinaria. Lo logró igualando la intensidad de su equipo a la del dirigido por Xavi Closas y también en oportunidades sobre el marco de un Álex Lluch que, como su tocayo Álex Pérez, tendrían su parcela de protagonismo en los minutos venideros con alguna que otra meritoria intervención como la que le hizo el madrileño a Campás de remate a bocajarro cuando el jugador cantaba el tercero.

Respiraban los locales ante el tanto marrado por los azulgrana y mucho más después de que Adri Rivera devolviera el encuentro a las tablas después de ejecutar un potente zapatazo desde más allá de los diez metros que se le atragantaba a Alex Lluch y que suponía el 2-2 que iba a ser el resultado con el que nos íbamos a ir al tiempo de descanso en un Primero de Mayo que tuvo una gran entrada y donde la afición no paró de animar, desde el 1 al 40.

Se había cumplido pues la primera mitad y nos esperaban 20 minutos que fueron de auténtico infarto. Y eso que la cosa no empezaba nada mal con un Adri Rivera que se había propuesto ser protagonista de la cita y que lo lograría con un par de acciones decisivas para el devenir de la contienda. El alcorconero estaba con ganas y la segunda que tenía tras el descanso la convertía en un 3-2 que llegaba después de irse de su par en acción de banda y ejecutar con sangre fría ante la salida del meta rival pisando la bola y encontrando el hueco para enviarla a la red.

Se veía al conjunto azulgrana algo nervioso atrás y eso a la postre le costaría recibir poco más adelante un 4-2 que suponía el hat trick de Adri Rivera después de que este recuperar entre líneas, se plantara ante el meta nuevamente y esta vez optara por recortarle e irse de él para terminar introduciendo la pelota en el fondo de las mallas y colocando a su equipo dos tantos arriba en el marcador.

Jugaban con fuego los visitantes en defensa ante un Talavera que estaba con la flecha para arriba y que casi consigue el quinto en un par de robos que Manu Cebrián y Buitre no lograron enviar entre los tres palos, como tampoco un Juli Caamaño que se iba a la aventura ante la zaga barcelonesa y terminaba estrellando en el lateral de la red su disparo

El reloj se ponía en modo cuenta atrás para los azulgrana, quienes llegados a los diez últimos minutos pasaron a la acción y a poner a prueba la defensa de un conjunto cerámico en la que Javi Amorós se convertiría en su líder. El de Villena estuvo sencillamente brillante sacando una y otra vez la escoba para barrer todas y cada una de las acometidas que llegaban sobre el área local.

Y al cierre también le iban a acompañar en el juego el resto de sus compañeros con un enorme esfuerzo defensivo para que los oponentes llegaran con la menor claridad posible sobre un marco de Álex Pérez que también tendría que intervenir y que vería cómo una pelota remachada por Rubén en acción de pizarra se colaba en su marco después de tocar levemente en la barrera.

Cinco minutos por delante y tan sólo un gol de renta favorable a los cerámicos, a los que poco les duraba la pelota en ataque y que acabarían sufriendo primero con el juego adelantado de Álex Lluch y más adelante con un Campàs que se vistió la elástica de portero jugador para tratar de maniatar a un rival que perdía por el camino a un Dani Montes que también llegaba entre algodones y que se acabaría resintiendo de sus problemas físicos.

Final de infarto en el que Álex Pérez estuvo imperial salvando del 4-4 a remate de Álex García de libre directo en la frontal pero donde los locales también estuvieron cerquita de dar carpetazo de una vez al choque con un remate de Buitre que le sacó bajo los palos Mario con el pecho y otro de Adri Rivera que se desvió en último momento cuando botaba en dirección a la meta rival.

La última acción del choque nos dejaría una acción para la polémica al ver cómo los colegiados no darían por válido un remate de Anass que pudo suponer el 5-3 y quizá gracias a él los cerámicos hubieran igualado en el ‘golaverage’ particular a los azulgranas. A criterio de los árbitros el tanto estaba fuera de tiempo y con el 4-3 llegábamos al final de una cita en tras la que el Soliss FS Talavera saca la cabeza del pozo, pero esto todavía no ha acabado y la próxima final espere el sábado que viene en casa de otro rival directo Visit Calvià Hidrobal.

Ficha del partido

Soliss FS Talavera: Álex Pérez, Adri Rivera, Andrés, Javi Amorós y Buitre. También jugaron: Dani Montes, Carlitos, Juli Caamaño, Anass y Manu Cebrián.
Barça ‘B’: Álex Lluch, Rubén, Nicolás, Dani Fernández y Valderrama. También jugaron: Mario, Álex García, Campàs, Toni y Puigvert.
Arbitros: José Arance García e Ignacio del Olmo Martínez (Comunidad de Madrid). Amonestó a los locales Dani Montes, Javi Amorós, Buitre, Gabri Hernández (segundo entrenador), Ángel Alarcón (delegado) y Juan Antonio Rubio (encargado de material).
Goles: 1-0 (min. 6) Juli Caamaño, 1-1 (min. 8) Álex García, 1-2 (min. 9) Álex García, 2-2 (min. 16) Adri Rivera, 3-2 (min. 22) Adri Rivera, 4-2 (min. 26) Adri Rivera y 4-3 (min. 35) Rubén.
Incidencias:


Próximo Partido



vs